Ni Rocky Marciano ni Muhammad Ali, podrían imaginar en su tiempo, poder jugar estos fantásticos juegos de boxear. Si los hubieran conocido, jamás se hubieran subido a un cuadrilatero. Tu si que los puedes jugar. Atento!